martes, 21 de octubre de 2008

DÉJAME ENTRAR EN TU VIDA


MÁS ALLÁ DE TU CUERPO

Tu cuerpo de memoria lo conozco:
pequeñas y medianas cicatrices
le van dando a tu piel otros matices
y tornando lo suave en algo tosco.

Viejas marcas de locas aventuras
en tu cuerpo las he visto grabadas.
de memoria conozco tus miradas,
el color de tu piel, tus travesuras

En mi mente grabada está tu horma,
te conozco los ojos y el cabello
las zonas donde abunda más el vello,
de tu cuerpo conozco cada forma.

Tus músculos, sus rectas y sus curvas;
tus iras y arrebatos, tus defectos:
tus dientes que a mi lengua son perfectos,
te conozco también cuando te turbas.

Conozco tus temperaturas,
tus ritmos, tu sudor y tu saliva.
Sé cuál es el momento en que se aviva
en tu alma el deseo de aventuras.

Me sé tus inquietudes y tu calma.
Tus palabras de memoria yo me sé.
Esta mañana a la vida pregunté,
porqué no puedo conocerte el alma.
(Luz Helena Díez Vélez)

No hay comentarios: