jueves, 22 de enero de 2009

CUERPO PRESENTE

Han pasado más de diez y ocho horas desde que fue hecho prisionero, y ya sabe que cuando muera, su alma traspasará los límites del mundo en el que los pájaros son buitres gigantescos que se devoran a los hombres. También tiene muy claro que antes de que esto suceda, devolverá a Hermes la espada que le confió para que decapitara a la nueva Medusa.


Con la mirada fija sobre una de las paredes del cuarto en el que se encuentra aislado, pero con su espíritu vagando por los Andes, ha comenzado a revisar mentalmente todos los instantes de su vida, incluyendo el que le precedió a su captura. Reconoce que se ha equivocado en la estrategia empleada con sus hombres en la quebrada, pero no en la cimentación de los ideales sobre los que construyó su vida mucho antes de haber iniciado su viaje por la América de todos, y mucho antes de que otros lugares clamaran su presencia.


En esta mañana la muerte lo ha estado aguardando agazapada en un rincón, pero su llegada inevitable, sólo es un referente, una fecha que comenzará a tener vigencia después de que sus captores se hayan jugado la imagen de sus últimos momentos, el tiempo que ha mantenido encerrado en su reloj de pulso, así como las pocas pertenencias que le confiscaron cuando fue aprehendido.


En esta tarde a pesar de su estado lamentable y de la soledad que todo lo invade, su cuerpo está teñido con todos los colores del mundo: verde está la camisa y negro perforado el pantalón, su piel curtida por el sol de muchos lugares, es de todos y no es de nadie, sus venas son azules, su sangre es rojo sangre, sus ojos brillan como relámpagos en lontananza, es noche y es día, es arriba y es abajo, es negro y es blanco, sus manos son un arco iris, y la bandera de su barba y de sus cabellos desordenados, ya tiene el ondear de los estandartes que los semidioses llevan en las batallas.


¿Pero acaso estaba vivo todavía?

Se encontraba en un mundo transitorio en el que su mente se había separado de su cuerpo para viajar a lugares desconocidos en los que sus ideales vivían más allá del tiempo y de sus asesinos. Desde su bilocación extra corporal se ha enterado de que sus manos pasarán por muchas manos clandestinas antes de encontrarse con sus huesos en un lugar cerca al mar de un país que lo acogerá como un hijo.


En esta noche de agonía ha querido tocarse, estirar sus manos y dejarlas resbalar desde sus ojos hasta los pies, pero sabe que su cuerpo no aguantará un nuevo reconocimiento, aunque haya preparado sus músculos y sus huesos para llegar hasta los límites en donde el dolor se convierte en imaginación. Sabe que tendrá una existencia más allá del asma que lo agobia, de la muerte con la que nacen los hombres, de la carne putrefacta y de los huesos descarnados, y que las huellas y las palabras dejadas en la tierra de los hombres durante sus treinta y nueve años de existencia, le ayudarán a alcanzar la inmortalidad después de que haya muerto con el orgullo y la altanería de los guerreros.


Domingo13:10

Lleva pocas horas de haber muerto, pero le han dicho al mundo que son muchas, que apesta, que fue derrotado por la selva antes de comenzar la contienda. Pero ellos, los verdugos, saben que no está muerto porque sonríe mientras todo lo mira, que jamás desaparecerá aunque haya sido asesinado, porque su muerte física sólo permanecerá en la faz de la tierra durante el tiempo que vivan para contársela con mentiras detalladas a la historia. Lo han sentido mientras le disparaban cobardemente a las piernas y al pecho, luego mientras le cortaban las manos sintieron que Ramón vivirá eternamente como el Hombre Nuevo en muchos corazones y en ninguno, que se convertirá en ícono, y que antes de bajar a la tierra, en la Higuera comenzarán a llamarlo santo.


Luis Carlos Bonilla Sandoval (Medellín/Enero 22 de 2009)

3 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Nunca dejaré de ser...permanecere vivo, vivo en el aire, No veis mis ojo???. No. no veis lo que y siento.
No se quién....es........o si se....
Besos y amor
je

sedemiuqse dijo...

Pero he sentido un profundo dolor, por los hombres.

Nerina Thomas dijo...

Aqui hace unos meses, invierno precisamente se inaguró un monumento por el inolvidable heroe. Estuvo su hija y otras personalidades.
El mismo fue construido con llaves de bronce por un artista. El acto fue emotivo, como de costumbre y ciudadanos de todas las edades y de distintos grupos orgullosos todos de estar presente.
Un abrazo amigo y gracias por tu visita a mi casita.