viernes, 19 de febrero de 2010

A MI GUITARRA









“Que agradecido estoy guitarra mía, tanto que voy a hacerte y regalarte mi mejor canción. El hombre que te hizo no sabía, que al ponerte en mis manos me iba a hacer tanto favor…”
(Polo Montañez)

Más de treinta años esperé para decirte que te amo, cuando pude haberlo dicho el día que te tuve por primera vez entre mis brazos.
Recuerdo que quise entrar hasta lo más recóndito de tu vientre para saber qué era aquello que hacía feliz a los hombres que deslizaban sus manos sobre tu cuerpo, pero me contuve.

Hoy con otros años que le han restado agilidad a mi cuerpo y brillo a mis ojos, evoco ese día, y siento que ya no tengo pasión para ofrecerte.

Desde la oscuridad fría que encierra el estuche en el que has estado prisionera por años en el rincón más solitario del ropero, escuchaste mi llanto y mis penas muchas veces, pero yo, con la insensatez de siempre, no hice caso cuando dijiste que el consuelo pintaría mi alma si tan sólo te acercaba hasta mi pecho.

Hoy pienso en las cosas buenas que me hubieras enseñado, pero tú más que nadie sabe que tarde empecé a buscar tu compañía, y el alivio para aquello que quizás no tiene remedio.

Guitarra:
Regalé mis sueños a una mujer que creí me amaba, pero tarde descubrí que mi luna nunca fue la suya, así como tampoco sus poemas fueron míos.

Guitarra:
Si algún día vuelvo a su lado, y resulta que no resulta mi sistema de quererla, por favor dile muy quedo antes de que me convierta en su hastío, que yo me acomodaré en un rincón sin molestarla, en un rincón de su alma en donde pueda recordarle, que cuando el tiempo haya pasado, y tenga ganas, en esas ganas podrá encontrarme.

Guitarra:
Perdona mi infidelidad y mi ayer lleno de historias, por favor quédate en mí, te ofrezco un alma en decepciones concebida, y un amor que bien lo sabes, no cabe en los pupitres de una escuela.

Luis Carlos Bonilla Sandoval – Febrero 13/2010

7 comentarios:

zayi dijo...

Que lindo amigo!
Dicen que la guitarra del jóven soldado es la mejor amante que lo ha de seguir en la risa y también en el llanto...Yo no sé tocar la guitarra pero cuando estoy triste me gusta cantar... así soy de rara...
Un besito.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Una muchacha y una guitarra
Vieja guitarra mía
Guitarra suena más bajo

Son otras que rceuerdo

Me gusta tu nueva diagramación

Un saludo

Rembrandt dijo...

Lukas , amigo mío
que alegría verte de nuevo por aquí y además que hermosa está tu casa, totalmente renovada, me encantó.

Tu relato precioso como siempre, cuánta ternura y recuerdos pusiste en él, tus sentimientos se vuelven transparentes cuando escribís.
Muy bello.

Mientras te leía me acordaba que hoy ví en un programa de TV a Ricardo Soulé (VOX DEI), decía allí que la primera guitarra que tuvo estaba abandonada sobre el techo de un "gallinero" en la casa de un amigo , obviamente estaba deshecha pero le sirvió para componer "El momento en que estás (Presente)".
Podés creer eso, de locos , no?

Si te interesa ver algo de ellos , te dejo este link
http://www.youtube.com/watch?v=XytYa4VLcYU

Te beso y que sigas muy bien. Las galletitas donde siempre , no?

MAR SOLANA dijo...

"¡Mi guitarra es un canto de amor...!"

Compañera inseparable de momentos creativos, de canciones que preñan el alma de sentir y sentido, de brisas cálidas que se enredan en sus acordes...acordes que salen del corazón...

;=)

Un enorme abrazo, Luis.

Por cierto, me gusta el nuevo "look" de tu blog ;=)

RR dijo...

Hola Luis, muchas gracias por tu sentido comentario en mi blog....Decirte que precioso el tuyo y me voy a quedar con algo que para mi es muy muy importante....""las cosas simples de la vida""", precioso....

Amigo vuelve cuando quieras y un beso con olor a vida, pero llena de disfrute de cosas simples....gracias..

Norma dijo...

La vida tiene esto... no importa la edad... importan las ganas... importa estar vivos... ¡¡Cómo sea!!... todo lo demás pierde importancia.
¡¡Genial!!.

Norma dijo...

Cuando alguien puede transmitir todas estas cosas, es seguro que su corazón no va a caber en un pupitre... ni el universo en toda su extensión lo puede contener.
Un beso.