lunes, 20 de marzo de 2017

DIAS AMARILLOS



Cuando te encuentro en una canción, vivo de nuevo,
Siento ganas de pintarme de amarillo,
De usar mi gorra bolchevique y las botas que me diste,
Vivir mis Levis desgastados y la franela gris de Woodstock,
Volver a mi barrio cuando la ciudad esté dormida,
Fumarme un porro decadente, tocar cien puertas y salir corriendo
Y pintar en las paredes de tu casa hoy sin voces,
Los colores de tu nombre junto al mío.

Sos un arquetipo que nació en mis mejores años,
Te quedaste en mí como el olor de las guayabas en verano,
En la fragancia de un Cetriolo salpicado con olio y aceto,
En el aroma volátil del Bouquet Garni de tu pasta,
En las rodajas de Cipollas fritas, en las birras,
Y en el Stufato stracotto brasato que a deshoras algún día compartimos.

Al final de esta tarde ambarina, tan sin nada y tan distinta,
Leo viejas tus cartas, escucho Todo ayer de Mederos,
Vivo su bandoneón de sonido turbio y masticado, giro de vientos,
Tarde sin pájaros, sin hojas, sin viento, sin amigos, el teléfono no suena,
Entonces...te imagino.

Luis Carlos Bonilla Sandoval - Marzo 20 de 2017

2 comentarios:

Rembrandt dijo...

Que hermoso!!!

Te dejo un fuerte abrazo en el Día Mundial de la Poesía.
REM

Luis Carlos Bonilla Sandoval dijo...

Gracias Remy