miércoles, 18 de noviembre de 2009

SEE ME, FEEL ME, TOUCH ME











He vuelto al lugar en donde te vi por última vez. Nada ha cambiado, excepto que ya no están mis soldaditos de plomo, ni los discos de The Who en la repisa.
En el espacio que alguna vez ocuparon algunos de mis sueños, está la nota en la que escribiste que te los llevabas, porque haciéndolo cortabas el hilo que me ha mantenido atado con aquéllos años maravillosos en los que la vida me importó muy poco.
A partir de hoy creo que tendré que acostumbrarme a ver el vacío, y a escuchar el silencio en mis oídos. Espero que los soldaditos te cuiden, y que puedas digerir los discos. En sus surcos encontrarás letras y sonidos que difícilmente vas a comprender.

Postdata 1: Si quieres me llamas y te cuento porque Pete Townshend rompía guitarras, o si prefieres jugamos a los soldaditos.

Postdata 2: No vayas a vender los discos. Son ediciones inglesas originales.


Luis Carlos Bonilla Sandoval

The Who - Google

5 comentarios:

Rembrandt dijo...

A veces los recuerdos nos pueden , pero las cosas cambian y veo como inútil el ejercicio de mirar hacia atrás , sólo lleva a nostalgias sin sentido. Transmutemos lo triste por lo hermoso que nos haya quedado.

Los discos son sagrados con eso no se juega , he perdido algunos en instancias parecidas y que bajón!!!

Te beso amigo mío y me alegra leerte nuevamente, que estés muy bien y mis cariños de siempre.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Espero que tus LP's estén a buen resguardo JAJAJA

UN ABRAZO

zayi dijo...

No sé que es más doloroso, que alguien se vaya o que se nos lleven nuestras cosas. Un novio que tuve a los quince años, se llevó un libro mío y cuando nos reencontramos hace cosa de cinco años le dije: "Dame el libro" y me dijo que era el pago que tuve que hacer por haberle dejado...nos reímos mucho, pero no me devolvió el libro...sé que con él está bien, además esa trama de espías y esas cosas, a mi no me molan y el libro para él es muy importante... así que se lo dejé...(bueno, no me quedaba otra)
Besos.

Rembrandt dijo...

Que alegría me dió tu visita querido amigo, cuando estás ausente mucho tiempo tbn extraño los mates y galletitas que solíamos compartir.
Espero no te hagas esperar tanto y regreses más seguido, sos de esos seres necesarios.

Te beso y que tengas hermosos días.
REM

Norma dijo...

¡Buenísimo!...