jueves, 3 de marzo de 2022

MORIR UN POCO



MORIR UN POCO

Me acercaré al horizonte para ver la muerte azul de las medusas

Me mudaré del fracaso de mis días pasados

Guardaré las fotos de mis amigos del colegio en un baúl,

La misteriosa calma que esta tarde advierte

El silencio remendado de mis escritos sin sentido 

La ambigua luz de mis alucinaciones 

Un manual desactualizado de vos y yo

Si lo consigo… Sobreviviré a los sobrevivientes


PD: Quiéreme preferiblemente en exceso


Luis Carlos Bonilla Sandoval

Bélgica 2021 



domingo, 30 de enero de 2022

 




CARTA PARA JULIA

Amada Julia:

Esta mañana mientras inmortalizaba el ayer en tus cartas, y miraba la foto de carné que me regalaste cuando partí, he entendido el significado de amor, tiempo y distancia, sentimientos que estuvieron guardados con tus recuerdos en la cajita de madera que me entregaste para mi cumpleaños, y hoy mientras camino hacia el ocaso inevitable de mi vida, afortunado soy al haberme encontrado con tu recuerdo, porque también he podido evocar la noche en la que atrapamos algunas luciérnagas para hacer un farol.


En este entreluces de colores sepias y de nostalgias que comienzan a perderse, también he revivido la tarde en la que siendo muy chicos, intentamos contar las mariposas que trazaban círculos sobre la superficie del estanque al que íbamos para ver zarpar barquitos de papel.

Mientras te escribo, siento que he comenzado a desvanecerme en medio de los matices cobrizos que ingresan por mi ventana, pero antes de que esto me suceda, quiero confesarte que tengo conmigo la hoja de cuaderno que nunca te di, todavía se puede ver en ella, el corazón que dibujé, y en su interior nuestros nombres escritos con un lápiz de color rojo.


El señor tiempo pasó sin darme cuenta, y mientras se dirigía hacia el sol que se dibuja sobre un horizonte que no volveré a ver, pude terminar la que quizás sea mi primera y última carta para ti.

Es lindo y es triste, pero las luciérnagas que aún guardo en el interior del farol, han comenzado a pintar de luz el pedacito de noche que aún me queda, pues mañana no estaré para ver un nuevo atardecer.


Tuyo siempre,

Pablo


Posdata 1: Aunque el amor entre los dos se llenó de besos ausentes, adjunto a ésta, encontraras tu fotografía, y la hoja del cuaderno que nunca te entregué.

Posdata 2: Si todavía me amas, te estaré esperando al final del arco iris.



Luis Carlos Bonilla Sandoval – mayo 9/2009

Fotografías: LCBS - Toscana (Italia)


viernes, 28 de enero de 2022

 MISS YOU

“I've been holdin' out so long, I've been sleepin' all alone…”

(The Rolling Stones)



Después de algunas semanas, he vuelto al lugar en el que te vi por última vez, nada ha cambiado, mi ropa continúa en el suelo vestida con su desorden arrugado, mis tenis rotos ocupan el lugar de siempre, la canasta sin Tomás el gato, adorna el rincón junto a la lámpara de Aladino sin el genio, y el libro On the road de Jack Kerouac continúa esperándome.

Aquí el tiempo se ha detenido, y las notas lastimeras de los Blues que viven dentro de mi guitarra, se niegan a salir para confundirse con las historias remendadas que vagan por mi habitación buscando personajes.

En este imperio del desorden que comencé a construir desde aquel día en el que partiste con Tomás, faltan muchas cosas que sabías, me atan a mi pasado, tampoco están mis discos de The Rolling Stones sobre la repisa que compré en una brocante de Nivelles, rinconera en la que sólo encontré, una nota escrita en francés en la que dejabas consignado, que te los llevabas, porque haciéndolo cortabas el hilo que me ha mantenido unido con aquellos años en los que deseaba tener un jean Levi’s 501, y una camiseta de Mickey Mouse.

A partir de hoy, creo que tendré que acostumbrarme a ver el espacio vacío en el estante, y a vivir en silencio un rock lejano.

Espero que puedas digerir los discos en tus tardes de sábados amarillos, pues en sus surcos solo vas a encontrar, letras y sonidos que difícilmente vas a comprender.


Luis Carlos Bonilla Sandoval

Bélgica noviembre 20/2019

Fotografías: LCBS


jueves, 20 de mayo de 2021

CARTA EN SEPIA

 

Esta mañana, después de mucho tiempo, decidí abrir la cajita de madera en la que guardé hace más de setenta y nueve años tus cartas, así como las fotografías que me entregaste para que siempre recordara los lugares que frecuentamos siendo jóvenes.

Al observar la imagen del camino que recorríamos para llegar hasta el viejo cedro en donde dijimos, que ni el tiempo ni la guerra terminarían con nuestro amor, he llorado al recordar una vez más el día de tu partida hacia el frente de Les Ardens, pues lejos estaba de imaginarme que nunca regresarías.

 

Mientras evoco el pasado, siento que me desvanezco en medio de la luz cobriza que entra por la ventana de la que fue nuestra alcoba, y es por esto que hoy he decidido ir en tu búsqueda para cumplir la promesa que hicimos de estar siempre juntos.

El tiempo pasa y deja su huella en esta soledad que todo lo cubre, y mientras camina con su prisa hacia el sol de un horizonte que no volveré a ver, siento que mi corazón se apaga…

 

Luis Carlos Bonilla Sandoval (Nivelles – abril 10/2018)

 


Fotografías: LCBS - Bélgica -




 

viernes, 12 de febrero de 2021

AMIGO CUERVO




 

 

AMIGO CUERVO

Viajero solitario que vagas a deshoras

Proscrito sobreviviente de otoños deshojados

Rey del misterio, acuchilla el aire con tus alas

Y no olvides graznar en la soledad gris que te acompaña

 

Háblame del pasado con tu voz ronca y arcana.

Pronúnciate acerca de los besos malgastados

Hazlo ahora que viajo con la luna en mis pupilas

En la espalda mi mochila herida

Y el desamor en mis bolsillos rotos.

 

En los campos tranquilos de septiembre

Sólo queda el recuerdo de todos los momentos suspendido

Háblame ahora que no hay espigas de trigo ajeno

Ahora que los bosques se desnudan de sus pomposas galas

Campo de urces, boca silencio.

 

No oigo mis pasos, solo es real la niebla,

Tengo conmigo la pluma que dejaste en primavera

En mi ventana la luz del sol quemándose en el cielo

Y un lugar en donde cualquier vino es elegía.

 

Luis Carlos Bonilla Sandoval – Bélgica septiembre 02/2019

Fotografías: LCBS

 

 

 

 

 

viernes, 7 de agosto de 2020

TIEMPO DE PANDEMIA

 







TIEMPO DE PANDEMIA

Veo que has llegado a recoger mi imagen

Sabes que existo porque me percibes

¿Pero que tendré para decirte cuando nos encontremos?  

No será fácil expresarte lo que he cambiado

En paz, quieto en mi sitio, pensando poco o nada

Y sin embargo me asomo a la ventana y pienso en vos

Tu tiempo vive detenido, y mis canciones están rotas

Mi voz ahora es ceniza, y mi amor envejeció

No te enorgullezcas muerte,

Tu triunfo, si acaso lo hubo, fue vacío

 

 

Luis Carlos Bonilla Sandoval

agosto 07/2020

Fotografías: LCBS - Italia

lunes, 23 de marzo de 2020

Continent Silence





Continent silence


Desde la esquina, y sin pisar las líneas de la cebra 
Sólo extrañaré lo irracional que de mí se escape
Dejaré que el olvido y el tiempo te pasen la factura
Abandonaré tu sombra en mis bolsillos rotos
Tu voz olvidaré en los vericuetos de un lunes desteñido
Y seré otra vez feliz en mi sordina.

No me mires así, ni me quieras en plural
Soy un pasajero sin destino y sin pasaje
Catador de desgracias ajenas, un guardián tras la cortina 
Poseo un amor remendado que se moja con la lluvia,
Una plegaria personal de voces suspendidas
Y no un tengo patrimonio, sólo una bolsa de equipaje.

Dejaré mi vida quieta bajo la sombre del encino 
Mi reloj fallará mientras se destejen los días
Caminaré en silencio sobre las huellas de mi historia 
Y al final sólo un beso sin testigo, marcará en mi ruta 
Tú quizás encuentres un hogar sin leña, una canción extraviada
Porque mi viejo cuervo y el que escribe, 
Decidimos dejar atrás la estela gris de tu mutismo.

Luis Carlos Bonilla Sandoval (Nivelles 03/2018)

Fotos: LCBS Italia, Francia 2018

MORIR UN POCO

MORIR UN POCO Me acercaré al horizonte para ver la muerte azul de las medusas Me mudaré del fracaso de mis días pasados Guardaré las fotos d...