domingo, 14 de marzo de 2010

TU RECUERDO










Hoy es uno de esos días en que por estar pensándote, no he disfrutado de las vacaciones frente al mar que vine a buscar cuando me di cuenta de que es mejor ganarse un peso a gusto, que dos a disgusto.
Y claro, también me llegó el recuerdo de la tarde cuando te coloqué un trocito de hielo y algo de licor en el ombligo después de haber estado tratando de reunir en un solo punto, las pecas de tu pecho.

Como es obvio, estás echando a perder mi descanso en el Caribe y para controlar la nostalgia que me produce recordarte, voy a poner en práctica la frase que alguna vez hallé escrita en la superficie de un pupitre: “Aquí estuvo Natalia, pero ya se fue.”
Y si lo anterior no funciona, buscaré las letras de tu nombre que se perdieron en la orilla del mar el día que traté de escribirlo y cuando lo consiga, voy a olvidarlas con el mayor de los gustos dentro de una madreperla que encontré encallada en el fondo de un plato con arroz chino y verduras.

Marzo 10/2010

Fotografia: Luis Carlos Bonilla Sandoval

2 comentarios:

zayi dijo...

aiiiiiiis que suspiro me has sacado! que buena madreperla...creo que los que aún creemos en el amor, podemos hacer ese tipo de magia...guardar letras en madreperlas ...
Un besito.

Rembrandt dijo...

Una vez escribí un nombre y un "te amo" en la arena , pero con letras muy grandes para que mi amor de -ese momento- las viera desde el avión que lo alejaba de mí para siempre.
Un día regresó, pero al igual que el mar que se había llevado las palabras, el tiempo había realizado lo suyo.

Querido amigo , tu relato ha hecho que las saudades hayan sido mías esta noche.

Te beso y cuidate mucho, si?