domingo, 29 de marzo de 2009

NOCHE NO TE VAYAS











He sentido la necesidad de pintar las líneas de tu cuerpo, y de pedirle a mi tristeza que te diga muy despacio, y al oído, que quiero llorar porque sin quererlo me estás dando la vida.

Imaginándote en las sombras te he dicho “te quiero” sabiéndote mi amiga.
He robado la penumbra que encierran tus ojos, he sembrado anclas en tu talle hasta sentir tus huesos, he guardado tu recuerdo para que trascienda mi alma torturada.

Durante mi marcha por tu piel al compás del tictac profundo y sin color de un reloj distante, tus besos me llevaron hasta los humedales que nacen donde termina tu vientre. Has gemido sin pronunciar mi nombre, y embriagado de ti, ya imagino mis noches solitarias con tu nombre apretado entre mis puños.

¿Podré volver a caminar entre tus pasos?
¿Podré volver a vestirme con tus huellas?

Caminé tus hombros después de besar tus cejas, no sin antes hacer mía la punta de tu nariz casi perfecta.

¿Puedo darte un beso?
Me dijiste que sí, y yo como si presintiera que puedo hacerme daño en el destino incierto del abismo de tus labios, lo hice con lentitud tratando de grabar para siempre en mi alma tu sabor soñado.

¿Me regalas un beso que jamás pueda olvidar?
Lo hiciste como se despide a un marinero que ha bebido sus nostalgias en un sordo cafetín.

El viento está lejos. Escucho su llamado. Me espera más allá de las fronteras de tu reino.
Ya la noche se ha pintado de amanecer, y luce su vestido salpicado con los grises de la bruma. Debo partir para evitar las aguas negras de Estigia, y las intenciones repetidas del barquero, pero no he podido hacerlo. Has entrelazado tu cuerpo con el mío desnudo.

Noche no te vayas.
Su perfume ausente y los besos que para ella inventé,bien lo sabes, son parte de un instante que construi con letras de canciones, y si acaso no la vuelvo a ver, por favor dile que fue mi muchacha, mi tristeza, mi fruta jugosa, la miel en mis ojos, el dulce en mi boca, mí tarde serena.


Luis Carlos Bonilla Sandoval – Marzo 27/2009

Foto: Google

3 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Qué vuelo amigo, el mismo que me enamora apenas con leerlo. Una maravilla. un abrazo

Rembrandt dijo...

Querido Lukas,

es maravilloso lo que has escrito , me lleva a lugares de ensueño, mis fantasías hacen suyas tus palabras.
Esto es hermoso!!!
Te leí y releí varias veces , que lindo es sentir de esa manera !!!!

Grxs por las palabras que dejaste en "mi casa" y por los preciosos versos de Nazim Hikmet.

No vine antes a visitarte xq anduve muy complicada con mis tiempos , espero poder ir regularizandome de a poco.

Te beso y que sigas muy bien.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Saravanda: Hay una dosis de emoción en esencia reposada y serena pero volcánica en este poema... Gracias por compartirlo

Un saludo