jueves, 16 de abril de 2009

ESTO Y MUCHO MÁS
















Mi lucidez solo retorna cuando pienso en ti barrio distante,
cuando te siento el padre putativo de los que negamos la posibilidad de ser adultos,
cuando recuerdo tus esquinas en las que descubrí el sabor del beso que se roba y del beso que se da,
cuando reinvento tus calles por las que corrí detrás de un balón mientras pensaba en mi primer amor.

Barrio:
Eres refugio de cinéfilos solitarios que le huyen al DVD y a las palomitas de maíz hechas en horno micro ondas,
eres la musa para los escritores que buscan salir del anonimato,
eres tribuna abierta para los poetas y marxistas,
eres la oscuridad perfecta para los amantes a escondidas y el grafiti,
eres la aventura que vende la prostituta de la esquina,
eres el vidrio roto de una ventana indiscreta.

Barrio:
No te lo dije nunca, pero me gustas cuando te conviertes en el paraíso de los locos que miran tu luna en noche de vampiros,
y que lo mejor de todo, si no te lo han dicho todavía,
es que todos sin tenerte, tenemos cabida en tu regazo.

Luis Carlos Bonilla Sandoval – Abril 1/2009

Fotografías: Luis Carlos Bonilla Sandoval - Santiago de Cali

1 comentario:

Rembrandt dijo...

Uyyy que hermosas imágenes!!! Tenés un gusto exquisito , me encanta visitar tu casa, cada día está más linda.

Tu post, querido amigo, me has hecho recordar un famoso tango de Gardel y Le Pera que seguramente conocerás.

"Barrio plateado por la Luna,
rumores de milonga
es toda tu fortuna.
Hay un fuelle que rezonga
en la cortada mistonga.
Mientras que una pebeta,
linda como una flor,
espera coqueta
bajo la quieta luz de un farol.

Barrio... barrio...
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental.
Penas... ruegos...
Es todo el barrio malevo
melodía de arrabal.

Viejo... barrio...
perdoná que al evocarte
se me pianta un lagrimón.
Que al rodar en tu empedrao
es un beso prolongao
que te da mi corazón.

Cuna de tauras y cantores,
de broncas y entreveros,
de todos mis amores;
en tus muros con mi acero
yo grabé nombres que quiero:
Rosa, La Milonguita...
Era rubia Margot...
En la primera cita
la paica Rita
me dio su amor.

Barrio... barrio...
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental.
Penas... ruegos...
Es todo el barrio malevo
melodía de arrabal.

Viejo... barrio...
perdona que al evocarte
se me pianta un lagrimon.
Que al rodar en tu empedrao
es un beso prolongao
que te da mi corazon."

Que buen momento me has hecho pasar,
que bien hace recordar tiempos pretéritos , cuando fuimos chicos y todo era posible....
Muy bello.

Te beso y que sigas muy bien.