jueves, 20 de mayo de 2021

CARTA EN SEPIA

 

Esta mañana, después de mucho tiempo, decidí abrir la cajita de madera en la que guardé hace más de setenta y nueve años tus cartas, así como las fotografías que me entregaste para que siempre recordara los lugares que frecuentamos siendo jóvenes.

Al observar la imagen del camino que recorríamos para llegar hasta el viejo cedro en donde dijimos, que ni el tiempo ni la guerra terminarían con nuestro amor, he llorado al recordar una vez más el día de tu partida hacia el frente de Les Ardens, pues lejos estaba de imaginarme que nunca regresarías.

 

Mientras evoco el pasado, siento que me desvanezco en medio de la luz cobriza que entra por la ventana de la que fue nuestra alcoba, y es por esto que hoy he decidido ir en tu búsqueda para cumplir la promesa que hicimos de estar siempre juntos.

El tiempo pasa y deja su huella en esta soledad que todo lo cubre, y mientras camina con su prisa hacia el sol de un horizonte que no volveré a ver, siento que mi corazón se apaga…

 

Luis Carlos Bonilla Sandoval (Nivelles – abril 10/2018)

 


Fotografías: LCBS - Bélgica -




 

1 comentario:

Rembrandt dijo...

Me alegra leerte siempre, cada vez que publicas se que este espacio no morirá.

Abrazos desde mi Sur.

REM

CARTA EN SEPIA

  Esta mañana, después de mucho tiempo, decidí abrir la cajita de madera en la que guardé hace más de setenta y nueve años tus cartas, así c...